A medida que el alumnado va creciendo comienza a tener más tareas y más responsabilidades.

Llega un momento en el que no es capaz de recordarlo todo, y comienzan a aparecer los olvidos y los despistes. Por ese motivo, es importante hacer un uso adecuado de la agenda escolar, ya que esta servirá para anotar las tareas pendientes y también como medio de comunicación entre las familias y el profesorado.

Una vez que comienzan a utilizar la agenda, tienen que aprender que ellos son los responsables de sus obligaciones, y por lo tanto, si se les olvida anotar las cosas que tienen que realizar es responsabilidad propia. Aunque es importante que hasta que se acostumbren a utilizarla y llevarla cada día al cole los padres sí que deben ayudar a adquirir este hábito.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de utilizar la agenda escolar?

  • Las tareas que debe hacer se tienen que apuntar en el día de entrega, o que quede claro para cuando se tienen que tener listas.
  • El orden y limpieza en la agenda es muy importante, ya que debe quedar bien apuntado para después poderlo hacerlo en casa.
  • Una vez que la tarea se ha realizado, hay que hacer una marca, para saber que está hecho.
  • La agenda también sirve para preparar la maleta del día siguiente, ya que en ella se debe tener un horario de las asignaturas.