Logo sordosLogo familias

logo_ministerio

El pasado 8 de julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado la orden que modifica y actualiza distintos anexos de la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, en la que se regula la prestación de los implantes quirúrgicos, dentro de los que se encuentran los implantes auditivos, incluyendo la implantación bilateral de éstos.

LOGO-FIAPASLa Confederación Española de Familias de Personas Sordas, FIAPAS, se muestra satisfecha porque además, esta inclusión se ha hecho sin restricciones en la indicación, atendiendo a las enmiendas presentadas por esta Confederación, tanto ante el propio Ministerio, como en el trámite en el Consejo de Estado. Con ello se aporta mayor seguridad jurídica a los usuarios de este tipo de prótesis auditiva, reconociéndose expresamente el derecho a la restitución bilateral de la audición (un implante en cada oído) .

Desde hace varios años, FIAPAS viene demandando que la implantación bilateral se incorporara como prestación del Sistema Nacional de Salud ya que fue probada su eficacia, y para todas aquellas personas sordas, niños y adultos, que lo precisaran, sin que el segundo implante supusiera un mayor gasto para las familias. Hay que tener en cuenta que la binauralidad es esencial para el desarrollo de distintas habilidades cognitivas y lingüísticas, así como para la orientación en el espacio y la interacción con el entorno.

Poder acceder a partir de ahora a la implantación bilateral genera una oportunidad ilimitada de desarrollo y aprendizaje, además de mayor autonomía y percepción de bienestar para las personas sordas.


Aunque se haya producido esa mejora, en relación con la regulación de la prestación ortoprotésica, aún queda pendiente la regulación de la prestación de los componentes externos del implante, tema sobre el que trabaja el Ministerio y para lo que ha contado, también, en este caso, con las propuestas y alegaciones de FIAPAS.

Confiamos en que siguiendo la estela de este gran avance por el que hoy nos felicitamos, de nuevo se legisle sin restricciones en el derecho de las personas sordas implantadas y se incorporen a la prestación todos los componentes del implante, no solo los que ya se contemplan desde 2010 (procesador, antena y micrófono), pues el implante para funcionar necesita de todos ellos.